Buceo básico - Entorno submarino
 Aldo Fernandez Villalba Mensaje
 PADI Rescue Diver. Patron de yate a vela y motor

 

Votá por esta nota:

(0 votos)

    Como nos enfrentamos con el mundo submarino, la visión bajo el agua, la audición bajo el agua, la pérdida de calor en el buceo, la movilidad alterada por el agua

3 - ENTORNO SUBMARINO

El mundo submarino.

El organismo humano está adaptado a la tierra firme, no al agua, a pesar de todo el equipo y entrenamiento en la piscina que puedas tener, seguramente requerirás de varias inmersiones en aguas abiertas hasta lograr la adaptación a este medio y poder manejarte con total confianza. Notarás que la visión, audición manutención del calor y la movilidad son diferentes. Esto ocurre porque el agua es 800 veces más densa que el aire, afectando la luz, el sonido, y el intercambio de calor de una manera a la que no estamos habituados.

Visión subacuática

El arrecife a 22 metros de profundidad Debajo del agua hay menos luz, por varios motivos. Parte de la luz es reflejada por la superficie, parte es dispersada por partículas en el agua produciendo un efecto de niebla, y parte es absorbida por la propia agua. Al igual que en el aire, la luz no se dispersa uniformemente, las longitudes de onda correspondientes al rojo, naranja, amarillo, alcanzan menor profundidad, mientras las correspondientes al azul y violeta llegan más profundo. Esta dispersión causa que, al descender, los colores cambian, haciéndose cada vez más azules. A partir de cierta profundidad, dependiendo de la transparencia del agua, solamente se distinguen tonos azules y grises, para ver más colores es necesario utilizar una luz artificial blanca, como una linterna submarina.

Audición subacuática

El sonido viaja 4 veces más rápido en el agua que en el aire, y además, llega mucho más lejos, de modo que podrás escuchar, a veces a gran distancia, sonidos que fuera del agua serían inaudibles. Nuevamente la adaptación humana a la tierra firme nos plantea una dificultad: Sin que intervenga nuestra voluntad, el cerebro calcula la dirección de que proviene un sonido por la ínfima diferencia de tiempo que transcurre entre su recepción por uno y otro oído. Debido a la mayor velocidad del sonido, esta diferencia de tiempo en el agua es imperceptible para nosotros, el oído se desorienta, la sensación resultante es que el sonido proviene simultáneamente de todos lados.

Pérdida de calor

El intercambio de calor entre la piel y el agua es mucho más veloz e intenso que con el aire, esto significa que se intercambia más cantidad de calor en menos tiempo. Podemos estar cómodamente sentados en un parque con una temperatura de 15 o 20 grados, pero permanecer cierto tiempo en el agua a esta temperatura, sin protección, puede conducir a un estado de hipotermia. Nunca debe subestimarse esta condición, la temperatura del agua puede parecer agradable al principio, pero si el organismo no es capaz de recuperar el calor que pierde estarás en problemas, el buceo puede tornarse muy incómodo. Hay que tener en cuenta además que, a mayor profundidad, la temperatura del agua puede disminuir mucho.

Movilidad en el agua

Debido a la alta densidad del agua, su resistencia al movimiento es mucho mayor que la del aire. La mejor manera de vencer esta resistencia, sin claudicar en el esfuerzo, es moverse lenta y rítmicamente. Si intentas apurarte o realizar movimientos rápidos sólo lograrás desperdiciar energía y agotarte antes de tiempo. En el agua, desplázate en una posición lo más horizontal posible, a fin de ofrecer la menor superficie frontal, para disminuir la resistencia al avance. El buceo es muy relajante, solamente es necesario aprender a encontrar el propio ritmo. Tu instructor te guiará durante el entrenamiento para lograr este objetivo.

Alias: afvillalba

© Copyright Buzos Argentinos 1998-2020  -  Hosting web RI5 Informática