El Celacanto, Un fósil viviente
 Aldo Fernandez Villalba Mensaje
 PADI Rescue Diver. Patron de yate a vela y motor

 

Votá por esta nota:

(1 voto)

    Aparecieron en la tierra durante el período devonico (hace 400.000.000 años), y se creyeron desaparecidos en el final del cretáceo, hace 65.000.000 años, junto con la extinción de los dinosaurios. Pero aún están aqui

El Celacanto es un pez oseo, perteneciente a la familia Crossopterygia, sus aletas pectorales y ventrales poseen un pedúnculo articulado, casi un miembro primitivo. Las ventanas de la nariz se comunican con la cavidad de la boca; contrariamente a los peces, en los que son simples huecos usados sólo para oler, en los celacantos, estas, pueden ser utilizadas para la respiración.

Debido a estas características, los celacantos se consideran los antepasados de los animales terrestres de cuatro patas.

Los Celacantos son peces grandes de un tamaño máximo de 2 m de largo, viven en aguas profundas (150-300 m), a lo largo de las costas de islas volcánicas, pasan el día en cuevas, y buscan presas durante la noche. Se alimentan de peces y cefalópodos. Las hembras son ovoviviparas, dan a luz a sus crías vivas. Cuando no derivan en la corriente, nadan moviendo sus aletas pectorales y ventrales de manera alternada, que se asemeja al trote lento de un caballo.

Se conocen dos especies distintas: Latimeria chalumnae (Comores) y Latimeria menadoensis (Sulawesi). Aunque de distinta base genética, son morfológicamente muy similares. La única diferencia obvia es su color: azul con manchas blancas en el el primero, marrón con manchas blancas y doradas en el último.

La especie Latimeria chalumnae fue descrita en base a un espécimen capturado accidentalmente en Suráfrica, en 1932. Una población de la misma especie fue observada posteriormente en varias ocasiones en Comores (Océano Ã┬Źndico), y durante mucho tiempo fue considerada la única población viva de una orden extinta.

A la fecha, esta especie es conocida a traves de 4 especimenes observados, a partir de 1997. Dos que se han capturado accidentalmente en redes de pesca, y otros dos que se han observado con un submarino de investigación. Se trata de una especie rara, e incluso su distribución sigue siendo desconocida.

Alias: afvillalba

© Copyright Buzos Argentinos 1998-2020  -  Hosting web RI5 Informática